Cecilia Beaven

 

CECILIA BEAVEN

Una plática con Cecilia Beaven, una artista con un estilo fresco y divertido dentro del movimiento de arte urbano en México.

 

¿Qué referencias visuales te marcaron de niña?

Lo que más me marcaba visualmente era lo que veía dentro de mi casa: mis libros de cuento, la tele, veía tele como maniaca.

¿Qué veías?

Todas las caricaturas del mundo. Las Tortugas Ninja me encantaban en ese tiempo, antes de entrar a preprimaria me la pasaba en la casa viendo tele y jugando yo solita, haciéndome mis propias aventuras y ahí es cuando empecé a dibujar.

¿Alguien de tu familia te motivó hacia el camino del arte?

Mi hermana mayor, tiene 14 años más que yo. A ella le gustaba mucho el arte, el diseño y la foto; ella es la que me alentaba mucho, me compraba materiales, libros y me llevaba a talleres y museos.

¿Estudiaste arte formalmente?

Sí, estudié artes plásticas en La Esmeralda.

¿Cómo te llegó la primera oportunidad de hacer arte en un espacio público?

Fue por causalidad, la primera vez que hice un mural fue porque el papá de un amigo trabajaba para la Universidad Benito Juárez en Oaxaca, donde hay un patio enorme, y él nos invitó a hacer algo ahí, fue increíble fue la experiencia de ir, hacer algo y saber que lo van a ver.

Y así empezó todo…

Sí, no fue algo que yo estuviera buscando. Tuve una exposición pequeña y un señor que fue tenía un estudio de yoga y me preguntó si lo quería pintar. Así fueron saliendo cosas. Mi hermana abrió un restaurante mexicano en Houston y me pidió pintar, hice tres murales y recibió buena prensa. Luego salió de lo Scribe.

El proyecto de #ScribeBillboard te puso en el mapa.

Sí, fue un proyecto bonito y súper llamativo.

cbeavenbillb

También fue un reto, un proyecto muy demandante, ¿no?

Sí, fueron 10 días de estar pintando las ideas que los demás me enviaban. Trabajaba más de 12 horas al día. Sí fue un reto grande pero padre porque nunca había hecho algo así, una pieza con las ideas de tanta gente. Yo me tomé la libertad de unificarlas como quisiera. En general, ese es mi proceso: trato de armar como narrativas visuales aunque no sean lineales y lógicas pero siento que hay una especie de narrativa, empieza a armarse un cuentito.

¿Qué temas te interesan ahora?

Me gustan las caricaturas y ese tipo de situaciones como de absurdo. Visualmente esa simpleza como de caricatura o de novela gráfica. Me interesa mucho también la biología entonces todo el tiempo estoy leyendo de animales y de cosas raras. Los animales marinos en particular me gustan mucho. Últimamente empecé a interesarme un montón por lo prehispánico.

¿Qué te gusta del hecho de que la gente vea tu trabajo en un espacio público?

Me gusta que es para todos. No cualquiera entra a una galería o a un museo aunque los invites; en cambio, en la calle todo mundo lo ve. A mí me encanta cuando voy por la calle y de pronto ver un mural, se me hace una bonita sorpresa y me gusta ser parte de eso, poder darle esa sorpresa a los demás.

¿Hay algún lugar del mundo o de México que tengas muchísimas ganas de pintar?

Me encantaría regresar a Oaxaca a hacer algo. Cuando fui a Tijuana y pinté en el muro fronterizo fue un espacio increíble. Me quedé con muchas ganas de hacer algo más grande y me gustaría colaborar con gente de allá.

Cuéntame de ese mural 

Fue el año pasado en octubre, se llama Detrás de la puerta. El muro que no es un muro, sino una reja de picos que viene de Afganistán, se la trajeron, es una cosa horrible y la gente que ves diario de un lado y del otro… Ha sido la experiencia más fuerte artísticamente, es lo que más me ha marcado.

¿Qué fue lo que pintaste?

Hice una especie de diagrama que parte del centro hacia afuera, se trata como de las posibilidades que se te presentan cuando tienes una puerta frente a ti, entonces era ver a la frontera como una especie de puerta, que a veces está abierta y a veces está cerrada con llave. Tú tienes las llave o no, la cruzas y te encuentras un amigo, la cruzas y cambias, la cruzas y te encanta y te quieres quedar o te quieres regresar o te traes a alguien contigo. Me interesaba eso porque siento que la frontera es algo así y así la vivimos los mexicanos, hay gente que entra y sale, hay gente que ya no regresa.

detraspuertaCB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s