Sego

(Crédito: KAPTA. cortesía del artista)
(Crédito: KAPTA. cortesía del artista)

¿Te sientes parte de la generación o del movimiento de street artists mexicanos? 

La verdad es que sí lo soy, porque yo crecí con muchos otros artistas, hemos visto nuestro desarrollo, y realmente sí hubo un momento en el que mucha de la gente que está pintando ahora, tenemos el mismo origen. Con nuestras diferencias pero sí se puede hablar de tal vez una vanguardia que se inició en esos años.

¿Fue difícil como abrirte camino con ese grupo o crees que las generaciones ahora la tienen más fácil?

Sí nos tocó a muchos de nosotros esa etapa cuando lo peor que podías ser era grafittero. El estigma social era fuertísimo, muy negativo, pero al mismo tiempo creo que nos ha tocado cambiar esa imagen porque realmente el nivel de producción que se tiene ahora en cuestión de arte urbano, de graffiti, es bestial.

¿Crees que tu generación encontró otra vía y más apoyo fuera del país?

Fue un parteagüas que yo fuera a pintar a Francia, invitado al Festival Kosmopolite en el 2007, porque ningún artista había pintado en otras partes del mundo, al menos no en un carácter oficial. Eso creo que repercutió muchísimo, no nada más en mi trabajo, si no para que se volteara a ver a México y otros países de Latinoamérica.

¿El estilo latinoamericano empezó a cautivar a los europeos?

Es interesante porque no se parecía ni a los europeos ni a los gringos, era algo nuevo y empezó a causar mucho interés. Además tenía aspectos de la cultura de cada uno de los países. Al momento de pintar uno no puede dejar lo que es y de dónde viene.

También participaste en el proyecto de Causa Ciudadana, con Mamutt. ¿Tiene que tener un sentido social el arte que realizas?

La verdad es que yo antes no tenía esa conciencia; yo pintaba porque quería ver mi trabajo en grande, quería que me vieran. Pero conforme fue pasando el tiempo me di cuenta que tenía una repercusión y que lo disfrutaba la gente donde yo pintaba. Me di cuenta de que lo que uno está haciendo no lo puede dejar nada más como una cuestión ególatra o de que se ve bonito.

¿Te parece importante abarcar espacios por toda la ciudad? Desde el Hotel W hasta una calle escondida…

Sí, eso es lo que me gusta.  Creo que muchos de los artistas que pintan en la calle es porque sienten una satisfacción de pintar donde se sienten más libres y con gente más real, que es más honesta en cuanto a los comentarios.

¿Cuáles han sido de las piezas que te hicieron sentir más orgulloso?

Lo que hice en el Hotel W me dejo muy satisfecho porque realmente fue una  producción muy complicada. Me di cuenta de la capacidad que tenia de resolver cosas que no había hecho antes, en cuanto a el formato, los tamaños, el tiempo que era muy limitado. La técnica que manejo es un poco más elaborada y no me podía equivocar porque el muro es de concreto. No había forma de borrarlo y además estábamos trabajando en un andamio, entonces me tenía que bajar de vez en cuando a la otra esquina para ver la perspectiva.

(Foto: Sego Flickr)
(Foto: Sego Flickr)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s